cordillere-royale-5 cordillere-royale-6 cordillere-royale-3 cordillere-royale-1 cordillere-royale-2 cordillere-royale-4

Inicio > BOL - Cordillera Real entre cielo y tierra

BOL - Cordillera Real entre cielo y tierra

Cordillera Real, entre cielo y tierra

La Cordillera Real, bautizada así por los españoles, está recubierta de caminos incas. No es raro, actualmente, descubrir algunos sitios no incluidos en el repertorio de las guías, incluso las especializadas.

Vistas desde el lago Titicaca, las cumbres dan la impresión de amantes que lo atraen a uno  ¡ irresistiblemente ¡ Si posamos la mirada al este a 180 grados se erige una gigantesca barrera blanca, sin duda una de las más bellas maravillas de Sudamérica. Sus incontables cumbres perfectamente alineadas, constituyen una muralla infranqueable para las nubes que llegan de los Yungas. No para todo el mundo…

El primer hombre del viejo continente que descubrió el Altiplano boliviano fue el español Alejo García, en 1524. Su búsqueda de oro fue a penas recompensada… Hubo que esperar varios siglos para que otros exploradores se pusieran en marcha hacia estas regiones de altitud, con objetivos totalmente diferentes, conquistar las altas cumbres inquebrantables. Las primeras expediciones en la Cordillera boliviana se remontan al final del siglo XIX, en una época en la que el alpinismo era todavía una actividad exclusivamente europea. Los Andes no fueron la excepción y son numerosos los refugios o las vías de ascenso que llevan el nombre de un pionero del viejo mundo.

Illimani, Huayna Potosí, Illampu, Sajama, todos nombres extraños… Para entender el significado, hay que interesarse en la mitología andina., inculcada de generación en generación y todavía tan presente en las creencias popular. Mientras que una divinidad construye la otra destruye con el mismo ímpetu. “ Wira ”“ elige las piedras para edificar las montañas, “ Kjuno “ elije como su obra nefasta las avalanchas y glaciares, fijando para siempre su rabia destructora en la miseria mineral.

Y cuando, resultado de esas terribles guerras, las divinidades se darán cuanta de la belleza de los Andes, se trasformarán en espléndidos picos de roca y hielo, dominando desde sus alturas el mundo de los hombres. Estos Dioses de la nieve llevan por nombre Illampu, elevado a la gloria del sol, Illimani, consagrado a la luna o Huayna Potosí, el más joven de todos que guarda en su seno el secreto de los viejos. El conjunto de estas creencias, sin hablar de las numerosas leyendas que recorren el Altiplano, crea una atmósfera con sabor particular.

La Cordillera Real es sin duda la zona más importante de trekking en Bolivia, ya que su acceso es fácil desde La Paz. Sin embargo, no hay que tener pánico, en los senderos, usted no encantará a nadie o a casi nadie. Por una parte porque este espacio ofrece una cantidad de itinerarios diferentes, por otra porque el turismo en Bolivia se encuentra todavía en etapa de balbuceo.

Otra consecuencia de esta virginidad son las estructuras de recepción, casi inexistentes. No hay refugios, no hay posibilidad de dormir donde el habitante ( salvo en casos muy raros ), pocos pueblos y por supuesto ningún comercio a lo largo de los senderos. Sin hablar de los medios de socorro en caso de problema… Todo esto vuelve a la Cordillera Real increíblemente atrayente para el excursionista en busca de grandes espacios y de emociones raras.

Es siempre difícil aconsejar un trek particular en la Cordillera Real ¿ Cuál elegir ? ¿ El recorrido integral ? ¿ Bajar hacia los Yungas en medio de cascadas y cantos de aves ?

Características geográficas

  • La Cordillera Real representa el límite Este del Altiplano. En consecuencia, la vertiente Oeste es árida y seca, mientras que la vertiente Este ( de lado de Yungas) es más verde y húmedo.
  • La línea de cresta se encuentra a una altura de alrededor de 5500 metros y tiene como punto culminante la cumbre de Illimani a 6450 metros.
  • Con una longitud de 160 km, la Cordillera real es bastante estrecha (30km), dispuesta siguiendo el eje NO-SE, paralela al lago Titicaca.
  • Sorprende por sus desniveles importantes del lado de Yungas.



ALGUNAS CUMBRES EMBLEMÁTICAS DE LA CORDILLERA RE

HUAYNA POTOSI - 6088 m alt.

Para aterrizar en La Paz, el avión debe rodear forzosamente una magnífica e imponente montaña. Se trata del Huayna Potosí, que ofrece al viajero la primera emoción fuerte incluso antes de poner los pies en tierra firme.

El macizo Huayna Potosí es tal vez el 6000 metros más accesible de los Andes. La vía clásica no presenta dificultades técnicas particulares ( cramponaje simple ). Una buena condición física garantiza el éxito de la ascensión (hará falta sin embargo hacer prueba de voluntad y beneficiar de buenas condiciones climáticas)
Cordillera Real: Huayna Potosi
El Huayna Potosí desde el valle de Milluni
 
Cordillera Real illimani
El Illimani al amanecer desde La Paz
ILLIMANI - 6450 m alt.

El Illimani es probablemente la cumbre más conocida de Bolivia. Forma parte del panorama de La Paz. Como tela de fondo un mercado indígena rebozante de vida o como una masa mineral inmóvil aplastando los pocos edificios de La Paz. Tan vistoso desde la capital que se ha vuelto un emblema. Al punto de que en 1934 los nazis llevaron hasta la cima una bandera con al cruz gamada, con el fin de provocar a la comunidad judía de Bolivia. Algunos días después, un inglés con sentido de réplica escala la montaña para retirar esta bandera. Pequeño preludio a la guerra que sobrevino…

El Illimani fue escalado por la primera vez en 1877 por Charles Wiener, un explorador francés.
El objetivo de la ascensión era antes que todo el de determinar la altura exacta del “ monstruo”.
¡Algunas estimaciones lo situaban a cerca de 8000 metros! Actualmente, el trayecto hasta la cima no se hace en más de una semana sino en cuatro días desde La Paz.