histoire6 histoire4 histoire1 histoire3 histoire5 histoire7 histoire2

Inicio > Historia de Bolivia

Historia de Bolivia


El Inca y el Ángel: el encuentro entre dos universos de pensamiento.
 

Los inicios

De los pasos de dinosaurios cerca de Potosí y Sucre. Las dataciones de las puntas de flechas y otras herramientas encontradas en los Andes indican una antigüedad de la ocupación humana de 20 a 30 000 años antes Jesús Cristo, como lo muestran las pinturas rupestres policromas con motivos zoomorfos y geométricos de los sótanos de Toro Toro (no confundir con Toro Muerto, en Perú, cuyos los petroglifos con pigmentaciones blancas y rocas pertenecen al periodo pre cerámico).

La singularidad de Toro Toro también viene de la paleontología. En este valle del norte de Potosí se fosilizaron huellas de dinosaurios de la época jurásica (ver “Ruta de la Pachamama, Cochabamba”). Huellas de pterodáctilos también son visibles en la pared de casi 40 metros en Sucre.

Primeros poblamientos en las altas tierras. Se desplazan del norte de América hacia el sur del continente (Panamá, Colombia, Ecuador y Perú), los humanos estuvieran llegados por olas sucesivas. Estos primeros hombres (y mujeres!), quienes hubieran parte de sub grupos étnicos Aruwakos, hubieran ganados las regiones de la alta meseta Altiplano y de Amazonia, por las exploraciones de los ríos. Nomadismo y cultura. El arqueólogo americano Kenneth Lee, quien vive en Trinidad, descubrió en el departamento del Beni unos 20 000 “mounds” o pequeños montes construidos por varias generaciones sucesivas de ocupantes. En una región húmeda y sumisa mitad del año a inundaciones, estos montículos formaban islas artificiales donde los grupos construían sus hogares

Todos estos grupos (como en Ecuador y en Perú) cultivaban yuca, maíz, maní y calabazas que constituían la base de su alimentación. Primeras culturas: culturas de la papa, de Chiripa a Wankarani. El lago Titicaca fue uno de los lugares que atrajeron los hombres por la riqueza de su fauna: camélidos (lamas, alpacas, vicuñas, guanacos) así como otras vizcachas (conejo de los Andes), cérvidos. La pesca fue un factor importante de concentración de grupos nómadas. Cerca del paleo lago Minchin (que reunía los lagos Titicaca, Poopo y cuyos los restos forman las salinas de Uyuni y de Coipasa), en Viscachani (100 km de La Paz), se estuvieran instaladas las comunidades pre agrícolas.

Más arriba, hay restos de grupos más antiguos, como si hubieran seguidos el descenso del nivel del paleo lago que acabo por desaparecer, dejando grupos siempre más jóvenes. La cultura Chiripa (1200 antes J.-C.) es una de las más antiguas de Bolivia. Su economía estaba centrada en la agricultura y la pesca. Para practicar, los hombres usaban barcos en junco, las famosas “totoras”.

Las primeras construcciones Chiripa tenían doble paredes. El espacio obtenido les protegía del frío creando un aislamiento térmico y servía al mismo tiempo de depósito. La entrada, sur elevada en relación al suelo, estaba cerrada por una puerta corredera hecha de cuero curtido, tendido sobre un cuadro de madera.

Los Wankaranis se habían establecidos al norte oeste del lago Poopo. Sus habitaciones circulares en ladrillo de tierra y con techos de paja tenían la forma de iglús. Cultivaban la papa y la quinua (planta rica en proteínas). Dejaron cabezas de camélidos talladas en piedras en arenisca roja.

Las culturas andinas Tiwanaku: la primera grande cultura andina. Para los Indios de la Cordillera de los Andes, “el aini” la ayuda mutua en el trabajo, así como la “minka” y la el trabajo colectivo en las minas, han constituidos sistemas de organización los más aptos para confrontar un medo ambiente hostil, donde el labor de los hombres en el frio de las altas alturas era posible gracias a una fuerte solidaridad.

El “ayllu”, o grupo familiar totémico, es la unidad constituyente de un grande conjunto comunitario, la “marka”, que subsiste todavía en nuestros días. Estas comunidades han evaluadas progresivamente hacia una agricultura organizada y hacia la constitución de los Estados, Estados cuyo Tiwanaku ofrece un ejemplo. El resplandor de la cultura Tiwanaku se perpetúa en las costumbres que podemos observar todavía hoy día y incluso en la “Ruta de la Pachamama”. Durante su apogeo, Tiwanaku se extendía en una superficie de 400 hectáreas, para una población de 100 000 de habitantes.

De Tucumán a Huancayo (Perú) y hasta el Pacifico, la civilización Tiwanaku nos ha dejado construcciones de enormes bloques de piedra cuyos algunos sobrepasan cien toneladas. Excepto la arenisca roja, el sitio está desprovisto de otras piedras.

¿Cómo estos bloques fueron llevados a este lugar? El investigador Georges Squier escribe: “En ninguna parte del mundo, he visto piedras talladas con una precisión y una habilidad tantas admirables que en Perú, donde no igualan las que estaban dispersadas en Tiwanaku (Enciclopedia Bolivia Mágica, Hugo Boero Rojo, 1993, La Paz).

Y nombra Tiwanaku la “Baalbek del Nuevo Mundo”.
 
La perfección de las esculturas de los templos Tiwanaku da admiración a los que tienen la suerte de contemplarlas. El trabajo del metal, las cerámicas policromas con motivos entallados, las telas, nos dejan estupefactos. En el dominio medical, los Tiwanakotas poseían un conocimiento profundo de lo que llamamos hoy día la medicina" naturista" y practicaban la trepanación.
 
Sin embargo, sus conocimientos no sobrepasaban el dominio empírico.
Ahora sabemos que los médicos de Tiwanaku operaban para dolores de cabeza que requieren hoy día una simple aspirina... Parece, además, que los Tiwanakotas estaban particularmente interesados en la astrología: las puertas de sus templos estaban dirigidas hacia el Oriente y las frisas de la famosa Puerta del Sol serían, según algunos, tarjetas astronómicas (ver el capítulo "Tiwanaku").

Su cosmogonía y su visión del mundo binario se expresa a través de muchos detalles, una división de todo tipo de elementos que luego se recuperaron los Incas: paja macho o feminina, montaña macho o femenina, flauta dividida en dos filas, tejidos y así sucesivamente.

Cronológicamente, la civilización Tiwanaku se divide en cinco períodos entre 1580 antes Jesús cristo y 1200 DJC, época en la cual, desapareció misteriosamente: período lugareña, revolución agrícola, consolidación del Estado, período imperial y finalmente el período de expansión en el cual la aerea de influencia de Tiwanaku alcanza una superficie de 600 000 km2.
Tanto esplendor desvanecido, se queda algo que parece trivial: la papa originario de su Altiplano...

La desaparición de la civilización Tiwanaku sigue siendo un misterio.
De todos modos, cuando los incas llegaron, encontraron una ciudad muerta. La cultura Mollo y señoríos aymaras (1200-1400).
En los valles del norte de La Paz se encuentran las ruinas de la ciudadela de Iskanwaya, capital supuesta de la cultura Mollo, cultura regional aymara.

Los aymaras de esa época practicaban la cultura en terrazas y enterraban a sus muertos con ajuar funerario. Su arquitectura se caracterizaba por las puertas trapezoidales, surelevadas con respeto al suelo, como las ventanas. Esta arquitectura de los Tiwanakotas, así como sus excavaciones para los cultivos, evocan la civilización Inca. Pero el análisis de carbono 14 la cerámica Tiwanaku demuestra una existencia de tres a cuatro siglos anteriores.

La era de los señoríos aymaras representa un periodo intermedio entre la desaparición de Tiwanaku y la aparición del estado Inca. Todavía nos nombramos tumbas "chullpas", así como cerámicas con motivos negros sobre fondo rojo. Su lenguaje común era el aymara. Uno de los grupos más importantes de la población, viviendo en las orillas del lago sagrado eran los Lupakas. Tenían dos capitales, la capital política y Hatunkolla, la capital religiosa Paucarkolla. Los Lupakas estaban en conflictos frecuentes con la Kolla, establecidos al noreste del lago. Estas luchas se detuvieron con la dominación inca.

Nacimiento del Imperio Inca y de su lengua, el quechua. Civilización Inca o, más precisamente, el imperio del Tawantinsuyu (los cuatro "suyus" o regiones administrativas "suyus" cuatro o). El Inca fue el gobernante del Tawantinsuyu. Según la leyenda, la capital inca, Cuzco o "ombligo del mundo", fue fundada por los hijos del Sol: Manko Kapak y su hermana y esposa Mama Okllo, aparecieron en la Isla del Sol en el lago Titicaca.

El sistema judicial de los Incas era muy codificado. Una justicia rigurosa e a veces cruel, todo crimen o delito correspondia a un castigo: la pena capital, la horca, la tortura, el exilio. El mentiroso estaba azotado. Tres prohibidos gobernaban la conducta humana "ama sua", "ama Llulla" y "ama k'ella" no robar, no ser perezoso y no mentir.

El imperio Inca se extendía desde el sur de Colombia, pasando por Ecuador, Perú y Bolivia hasta el norte de Chile y Argentina. El idioma oficial era el quechua o "runa simi-» (lenguaje de los hombres). Parece que los que pertenecían a la línea real hablaban otro idioma, desconocido para el hombre común. Sabiduría, la historia y la contabilidad del imperio estaban inventariados en los "quipus" cuerdas anudadas y coloradas, según un recurso mnemotécnico mantenido en secreto por el quipucamayus.

Por desgracia, cuando llegaron los españoles, la quiputeca de Cuzco fue quemada como fueron el códice maya. Hoy en día, la mayor quiputeca del mundo está en un lugar bastante inesperado y cerrado a los investigadores: los archivos del Vaticano. Los incas dieron el nombre de Kollasuyo a la región habitada por los Kollas o Aymaras. El Aymara, por su peso histórico sigue siendo la segunda lengua del imperio.

En esta sociedad altamente jerarquizada, la división del trabajo estaba muy desarrollada. Todo el mundo tenía que suceder, y algunos pueblos establecidos en regiones muy áridas pagaban su tributo con piojos que estaban contabilizados! Las tierras eran cultivadas por períodos de rotación de cuatro años, lo que corresponde a la cosmogonía y a la división del imperio Tawantinsuyu o imperio de Cuatro Surcos.

Grandes constructores, los incas dejaron a la humanidad una de las maravillas del mundo, Machu Picchu, y numerosas construcciones, bien ensambladas. Una de ellas es el "Ajllawasi", la casa de elegidos, en la isla de la Luna (Koati), que se encuentra frente a la isla del sol y donde vivían las hijas de la nobleza a partir de ocho años de edad. Estos vestales, también llamados "ñustas" Vírgenes del Sol, hacían ropa y preparaban alimentos y bebidas de maíz (chicha) destinados a los incas.

También tenían que mantener el fuego eterno. El sacerdote Cobo cuenta que Ajllawasi albergaba una estatua de una mujer cuya la mitad superior era de oro y la mitad inferior de plata. Esta estatua que representaba la madre de los Incas hubiera sido traida más tarde a Cuzco por orden del conquistador Pizarro, para ser convertidos en lingotes...

Mitimaes (desplazamientos de poblaciones). Gracias a los recuentos e inventarios constantes, el Inca conocía los asuntos del imperio. En nombre de los soldados, trabajadores, fueron posibles de evaluación de la riqueza producida por el trabajo de las tareas y los recursos para el mantenimiento de la mano de obra a través del quipu. Las personas que querían incorporar al imperio, recibían una "asistencia técnica" a través de mitimaes, técnicos en misión fuera de su comunidad.

Los pueblos hostiles a los Incas corrían el riesgo de ser enviados en regiones alejadas de su territorio. Por el sistema de mitimaes, vemos poblaciones de Amazonia deportadas en los Andes o viceversa.



La dinastía inca

Los soberanos incas que gobernaron el imperio del Sol:
1. Manko Kapak fundó el imperio.
2. Sinchi Ruka su hijo procede al censo y divide el imperio en cuatro regiones.
3. Lluq'ë Yupanqui, tercero en la línea, ensancha el Kollasuyu, después de haber derrotardo a los Ayaviris (al norte del lago Titicaca) y tomó Hatunkolla Pukara.
4. Maita Kapak su hijo es un gran guerrero.Somete las Kollas y instaura el sistema de los quipus.
5. Kapak Yupanqui, hijo de Maita Kapak, somete los Omauyus (al norte de La Paz) y la ciudad de Chayanta y derrotó a los ejércitos formidables de Macha, que con el tiempo se convertirán en los soldados más temidos del imperio.
6. Ruka Inca, su hijo, militar activo y constructor, creó escuelas de la nobleza y hizo pasar la lengua quechua como lengua oficial de todo el imperio.
7. Yawar Wakaj debe dar el trono a su hijo, por falta de carácter.
8. Wirakocha o Inca Ripak, empuja su conquista hasta el presente Tucumán (Argentina). Él construyó el Palacio de Ñustas y un largo canal 600 kilometros en Huancavelica (Perú).
9. Pasha Kutij su hijo corre el imperio Gran Chimú y ordenó la construcción de la fortaleza de Sacsayhuamán (Cusco). La fecha del calendario inca de su gobierno.
10. Tupak Yupanqui, hijo del Pasha Kutij, avanza hacia Quito y construyó el templo en Pilkokaïne en la Isla del Sol, el templo de los vestales en la isla de la Luna y Copacabana (que no debe confundirse con Rio de Janeiro). Militar y gran constructor, que reina durante casi medio siglo.
11. Huayna Kapak su hijo dedicó diecisiete años en la conquista del Ecuador. Conquistó Quito y se casó con la hija del soberano vencido,  Cachas. Nacido de la unión Atau Wallpa (Atahualpa). Huayna Kapak se alerta de la presencia de españoles en la costa norte, al mismo tiempo, una epidemia y terremotos acontecieron el reino.
12. Waskar (Tupak Wallpa Kusi), medio hermano de Atau Wallpa y hijo legítimo de Huayna Kapak, gobierna durante dos años y cuatro meses.
13. Atau Wallpa (Tijci Kapak Inca), su medio hermano, será el último emperador Inca. Hecho prisionero en 1532, fue asesinado por orden de Pizarro, que le había prometido vida salva.
14. Toparpa (Tupak Wallpa), hermano de los dos últimos. Tomado prisionero, fue asesinado por Pizarro.
15. Manko Inca Yupanqui (Manko Kapak II), el cuarto hijo de Huayna Kapak, encabezó la sublevación.
Él se unió a las tropas de Pizarro y aprendió el oficio de las armas. Luego se lleva una guerra de desgaste contra los españoles. Supera Hernando Pizarro en la batalla de Ollantaytambo, un pueblo que se convirtió en la sede de su gobierno. Por último refugio en los Andes, fundó la "dinastía de Vilcabamba." Traicionado, fue asesinado a 1537. Tres soberanos seguirá con éxito al trono:
16. Sairy Tupak hijo de Manko Kapak II. Coronada en Vilcabamba, muere un niño, envenenado por los españoles.
17. Tito Yupanqui Kusi, segundo hijo de Manko Kapak II. Personalidad compleja, que combate los conquistadores con una banda de saqueadores. Después de un breve gobierno, murió de neumonía.
18. Tupak Amaru Inca, tercer hijo de Manko Kapak II. Gran guerrero, que infligió muchas derrotas a las tropas de ocupación. Tomado por los españoles, se decapitado por orden del Virrey Francisco de Toledo, 24 de Septiembre de 1572, en la plaza principal del Cusco. Así murió el último representante de la dinastía de los Incas, algunos de los cuales habían sido entrenados en el trabajo con el sistema establecido por la conquista. Así, los matrimonios entre princesas y nobles de la corte de España indios, llegaron a legitimar la dominación de la corona española.

 

La conquista

Waskar, que no estaba de acuerdo con la decisión de su padre de dividir el imperio en dos (con dos capitales, Cuzco y Quito) y compartirlo con su medio hermano, declaró la guerra y lo derrotó en primero tiempo. Tomado prisionero, Atau Wallpa logró escapar y toma su venganza en Yawar Pampa (campo de sangre).

Waskar a su vez encarcelado, ofreció a los españoles el doble del rescate pagado antes de Pizarro por su medio hermano, pero fue asesinado por los soldados de Atau Wallpa. Pizarro llega a Tumbes con ciento noventa y un hombres y veintisiete caballos. Este será el comienzo de una invasión que significar el fin de un imperio. En 1532 Atau Wallpa fue capturado y ejecutado un poco más tarde, en su bautismo, habiendo recibido el nombre cristiano Juan.

Eldorado, un imperio donde el sol nunca se pone. El rescate de 24 toneladas de oro requerida por Pizarro y pagado por Atau Wallpa en 1553 desató las pasiones de los conquistadores que dudaban además de haber llegado a las costas de El Dorado. Transformando la "mita" en un sistema de trabajo forzoso, alistan los indios, en las minas y en los trabajos de los campos. El cultivo intensivo de la coca en las regiones tropicales del continente y el trabajo en las minas se van acompañados de masacres.
Alrededor de ocho millones de indios morirán de hambre, de frío y de tuberculosis en Potosí y Huancavelica. Una visión poética se propone en la película Aguirre: la cólera de los dioses, de Werner Herzog. La economía española crecerá a partir de un único centro: Potosí.

La Ciudad Imperial de Carlos V será, durante todo el período de la colonización, la caja fuerte de España. Sus tesoros financiarán las guerras de conquista que el emperador llevó en Europa y más allá: desde la Tierra del Fuego a California y Texas, de Cuba a Filipinas, desde Sevilla hasta la ciudad de Praga.



La organización social de la Conquista

En 1498, seis años después del descubrimiento, los españoles inauguran la venta de indios a las subastas públicas en el mercado de Sevilla. Para los doctores de la Iglesia, la calidad de la gente pertenece sólo a los cristianos. Se debe al Papa Pablo III el reconocimiento de un alma a los indios. Aunque el Concilio de Trento establecer por bula papal en 1537 que "los estadounidenses son seres racionales", los indios fueron reducidos a la esclavitud. El sistema de la "encomienda" a los que están sometidos, se convirtió, bajo el dominio español, la forma más absoluta de la explotación. El "encomendero" tiene el poder de vida y muerte sobre sus súbditos. Los indígenas que se resisten son decapitados.

El sistema consiste en la formación y la evangelización de los indios sea totalmente confiados al señorio español que, a cambio de su "bondad" se asigna por la corona o minas. Sin embargo, un sacerdote lleva una incansable labor a favor de los indios: el Padre Bartolomé de Las Casas, que alerta a Carlos V y publica obras famosas donde se posiciona para la defensa de los indios. Son las Brevísima Relación de la Destrucción de las Indias, Historia de las Indias y Octavo Remedio donde reclama la abolición de la encomienda.