tupiza-1.JPG tupiza-2.JPG tupiza-3 tupiza-4 tupiza-6 tupiza-5.JPG

Inicio > BOL - Presentación de Tupiza

BOL - Presentación de Tupiza

Tupiza, las dulzuras del Sur

Cuando llegamos a Tupiza (2950m), desde las lagunas perdidas del Gran Lipez, acompañando una de las últimas caravanas de lamas de “ruta del sal” que practican el trueque entre el altiplano y los valles centrales, una sensación de suavidad les agarra al instante.

En Tupiza, la luz del atardecer en las montañas multicolores, la silueta de los cactus, tantas centinelas vigilando la entrada de los cañones con formas fraccionadas, los campesinos llegando a sus casas al paso de sus monturas…las “Tierras rojas” del Sur de la Bolivia parecen a un decorado de western.

¡Cierren los ojos! ¿No ven desfilar las mulas cargadas de minerales de plata? ¿Y detrás de la nube de polvo, no es el Kid y Butch Cassidy, atacando la receta Aramayo de la empresa minera?                                                                   

Más al este, es Tarija (1850m) y su aire andaluz. Esta tierra de producción vinícola (el vino tinto de altura y el Singani son particularmente reputados) ofrece una gastronomía rica, a probar al sonido de un violín gitano, mezclado con el bombo de los gauchos argentinos.
La región rebosa de pinturas rupestres y tesoros paleontológicos, sin tomar en cuenta las reservas naturales de Sama y Tariquía.

Lo mejor para descubrir el Sur de Bolivia es a caballo, pero es también una satisfacción para los ávidos de VTT y caminatas.
Siempre habrá una cascada o una piscina natural cristalina para recompensar los esfuerzos del viajero curioso.

Los más valientes se aventurarán en la región del Chaco.

Este paraíso ecológico, que fue entre 1932 y 1936 el teatro de un conflicto fraticida entre Bolivia y Paraguay (orquestado por las compañías petroleras codiciando en los yacimientos de hidrocarburos.), es hoy día el territorio de los jaguares y  de los indios guaranis.